Autoridades dominicanas capturan a otro sospechoso del asesinato de Moïse, dice Miami Herald

A+ A-

 


Autoridades dominicanas capturan a otro sospechoso del asesinato de Moïse, dice Miami Herald

Un narcotraficante convicto y ex informante de la DEA que había estado escondido desde el descarado asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse el 7 de julio en medio de la noche ha sido detenido en la República Dominicana, confirmó a un funcionario haitiano con conocimiento del arresto el Heraldo de Miami.

Rodolphe Jaar, también conocido como “Dodof”, fue arrestado el viernes en Santo Domingo por las autoridades dominicanas luego de cruzar al país vecino desde Haití. Había pasado meses escondido en Haití, confirmaron varias fuentes al Herald.

Se ha dicho a funcionarios haitianos que Jaar fue arrestado a pedido de las autoridades estadounidenses en base a declaraciones que les proporcionó voluntariamente Mario Antonio Palacios Palacios, un sargento colombiano retirado conocido como “Floro” que ha estado cooperando en una investigación conjunta estadounidense sobre el complot de asesinato desde su captura en Jamaica en octubre.

El arresto de Jarr se produjo seis meses después del día en que un presunto escuadrón de la muerte compuesto por comandos colombianos, policías haitianos y otros se amontonaron en los vehículos de la casa de Jaar en un vecindario cercano de Petionville y cruzaron la calle hacia el vecindario Pelerin 5 del presidente. 

Los dos vecindarios están separados por un camino angosto de dos carriles en las colinas sobre Port-au-Prince.

Usando drones y granadas de mano mientras gritaban que eran parte de una operación de la Administración de Control de Drogas de EE. UU., el grupo, dividido en cuatro equipos, asaltó la residencia en la ladera.

 Más tarde, Moïse fue encontrado muerto dentro de su habitación, con 12 disparos, según el informe de la autopsia. Su esposa, Martine, recibió varios disparos pero sobrevivió.

Aunque las autoridades haitianas arrestaron inicialmente a 44 personas por el crimen, incluidos 18 ex miembros del ejército colombiano que fueron reclutados para venir a Haití, ninguno ha sido acusado y ninguno tiene los medios financieros para apoyar una operación tan costosa. 

Eso ha llevado a centrarse en personas como Jaar, que tenía un negocio avícola en Haití después de una condena por drogas en Estados Unidos en 2013.

Un informe de 124 páginas de la Policía Nacional de Haití obtenido por el Miami Herald describe a Jaar como un actor central en el complot de asesinato , albergando a los colombianos, vehículos y armas en su casa días antes del ataque. 

El informe también señala que Jaar había estado en contacto con un Cinéus Francis Alexis, cuyo celular estaba transmitiendo desde Pétionville a las 2:04 am de la noche del ataque y luego en las inmediaciones del Palacio Nacional.

Alexis y Jaar intercambiaron 203 llamadas telefónicas entre mayo y junio, dijo la policía.

Un mes antes del asesinato, Jaar supuestamente estaba entre un grupo de hombres, incluidos dos habitantes del sur de Florida, que se presentaron en una extraña reunión para discutir un elaborado plan del gobierno de EE. UU. para arrestar a funcionarios del gobierno haitiano del tráfico de drogas utilizando agentes del FBI y la DEA.

 Según el plan, el grupo dijo que 34 empresarios y funcionarios gubernamentales haitianos involucrados en el tráfico de drogas y lavado de dinero serían arrestados. 

El plan era falso pero ayudó a presagiar la muerte de Moïse. Casi todos los que asistieron a la reunión están detenidos por las autoridades haitianas o son buscados por ellas.

Jaar es el tercer fugitivo en el complot de asesinato en ser detenido desde octubre, y al igual que los dos anteriores, Palacios y el empresario haitiano-palestino Samir Handal , su arresto ahora se convertirá en el tema de una pelea de extradición. 

Al igual que en Jamaica, donde Palacios fue detenido en octubre tras ser rastreado por Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos y agentes del FBI, Haití y República Dominicana no tienen un acuerdo de extradición.

Handal, quien fue detenido en Estambul en noviembre después de llegar en un vuelo de Turkish Airlines desde Miami, permanece en Turquía, donde lucha contra la extradición a Haití.

Palacios, de 43 años, y los otros comandos colombianos habían sido reclutados para brindar seguridad en Haití por una empresa de seguridad del área de Miami, la Unidad Contra el Terrorismo, o CTU.

Un juez ordenó la deportación de Palacios de Jamaica y el lunes se dirigía a su Colombia natal cuando hizo escala en Panamá y fue detenido por las autoridades del país centroamericano con una orden de arresto de INTERPOL. 

Pronto se le informó que tenía una orden de arresto en los Estados Unidos y, según EE. Departamento de Justicia, accedió a abordar un vuelo a Miami.

A su llegada a Miami, Palacios fue arrestado y acusado de conspiración para cometer asesinato o secuestro fuera de los Estados Unidos, y de brindar apoyo material con resultado de muerte sabiendo que dicho apoyo sería utilizado para llevar a cabo un complot para asesinar al presidente haitiano. 

Es el primer sospechoso acusado formalmente en relación con el asesinato de Moïse.

Jaar estaba entre al menos siete personas para las que la Policía Nacional de Haití había emitido carteles de búsqueda. 

Entre los otros que siguen prófugos: Alexis; Ashkard Pierre, exdiplomático; el exsenador haitiano Jean Joël Joseph, cuyo nombre en los registros de viaje está escrito como Joseph Joël John, y Joseph Felix Badio, exconsultor del Ministerio de Justicia de Haití y funcionario de la unidad anticorrupción del gobierno.

Durante más de una década, Jaar había sido un importante narcotraficante haitiano, y entre 1998 y 2012 introdujo al menos siete toneladas de cocaína colombiana en Haití, según registros judiciales estadounidenses. La mayoría de las drogas tenían como destino EE.UU.

Después de un arresto por drogas, se convirtió en informante de la DEA, pero traicionó a la agencia cuando robó en secreto parte de un cargamento de 420 kilos de cocaína en 2012 mientras informaba a los agentes federales sobre el trato para que pudieran apoderarse del resto y perseguir a su compañero. 

conspiradores. Más tarde se declaró culpable de robar la carga, valorada en alrededor de $1 millón, y fue sentenciado en 2013.

 Fue liberado en 2016 y deportado a Haití, donde permaneció discreto hasta que su nombre reapareció en la investigación del asesinato.

Fuente: Miami Herald

NOTICIAS RELACIONADAS

NACIONALES 7788216381799135055

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon
BLOG_CMT_createIframe('https://www.blogger.com/rpc_relay.html', '0');

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item